Comparar propiedades

Pensando en que invertir en este 2018, Finca Raíz una de las mejores opciones.

Pensando en que invertir en este 2018, Finca Raíz una de las mejores opciones.

No es necesario disponer de grandes cantidades de dinero para entrar en el mundo de los bienes raíces. Aquí le explicamos cómo puede hacerlo de manera segura.

Al hablar de inversión en Colombia existen diversas alternativas, una de estas es la finca raíz. Contrario a lo que muchos podrían pensar, invertir en este sector no resulta ser tan complicado.

Por lo general las ganancias que se obtienen de estas inversiones provienen de la valorización del bien o de las utilidades que genera. En promedio la renta anual que se genera ronda el 8% y la valorización entre un 4% y 6%.

Según Alejandro Castañeda, arquitecto que preside una compañía especializada en consultoría inmobiliaria, Acci, existen por lo menos cuatro alternativas de inversión a las que se pueden acceder en este 2018.

La primera de ellas es un sistema de financiación colectivo que se hace por medio de plataformas digitales, conocidas también como ‘crowdfunding’. En estas, una persona pública la intención de construir un hotel, por ejemplo, con la intención de que otras vean el anuncio y se animen a financiar dicho proyecto. ¿Qué reciben a cambio los inversionistas? un beneficio económico producto de las utilidades del inmueble.

Por lo general dicho beneficio es anunciado con anticipación por el realizador del crowdfunding.

Vale la pena aclarar que esta herramienta no solo se utiliza para financiar proyectos de finca raíz, usualmente los emprendedores echan mano de este recurso para reunir capital que permita el desarrollo de productos como billeteras, chaquetas y libros, entre muchos otros que son promovidos en plataformas como Kickstarter e Indiegogo.

Conforme a la información suministrada por el arquitecto en su entrevista a El Espectador, en promedio una persona puede participar en un crowdfunding inmobiliario desde $50 millones. Seguramente se pueden encontrar oportunidades más económicas o más costosas.

“Para participar en un ‘crowdfunding’ inmobiliario, es importante tener unos mínimos conocimientos económicos del sector, y, sobre todo, de la reglamentación correspondiente para cada tipo de proyecto en el que se pretende participar, ya que hoy día abundan este tipo de plataformas en internet con proyectos localizados en diferentes países”, aconsejó Castañeda.

Como dato interesante el directivo de Acci añadió que actualmente el gobierno trabaja para regular estas plataformas electrónicas. Parte de las decisiones que se implementarán será que estas solo podrán ser desarrolladas por sociedades anónimas que tengan como único objeto conectar de manera profesional a un número significativo de aportantes con personas cuyos proyectos necesitan ser financiados.

“Por lo pronto, la norma que se encuentra pendiente de aprobación solo permitirá 1.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes como monto máximo de financiación para cada uno de los receptores”, agregó Castañeda.

Llegando este punto, y con el fin de evitar que estafen a la gente al momento de invertir, es necesario aclarar que en Colombia la entidad encargada de vigilar el recaudo de los dineros de las personas para este tipo de inversiones, y las que se verán más adelante, es la Superintendencia Financiera, por lo que es recomendable que antes de hacer cualquier inversión verifique con dicha entidad el control de la compañía en la que piensa invertir.

Otra alternativa a la que se puede acudir son los fondos de inversión colectiva inmobiliaria. En estos las personas pueden conformar un grupo en el cual todos aportan una determinada cantidad de dinero para su posterior inversión en un inmueble.

A diferencia de la alternativa anterior, obviando el componente digital, estos recursos solo pueden ser administrados por sociedades comisionistas de bolsa de valores,  fiduciarias y administradoras de inversión.

Las anteiores sociedades son manejados por un grupo interdisciplinario de profesionales conformado por analistas financieros y asesores inmobiliarios, entre otros, que deciden dónde se puede realizar la inversión para obtener una mejor rentabilidad.

Esta alternativa de inversión resulta ser atractiva ya que según lo dicho por Castañeda una persa en promedio puede comenzar su participación con uno o dos millones de pesos.

Una tercera alternativa de inversión, un tanto similar a la anterior son los fondos de capital privado. Se parecen, por ejemplo, en su funcionamiento ya que esta también permite la administración de un dinero aportado por un número significativo de personas para invertir en un inmueble y así conseguir utilidades también compartidas.

No obstante, se diferencian en que la persona interesada en invertir en esta categoría no puede hacerlo si su monto es inferior a 600 salarios mínimo, es decir más de $468 millones en 2018.

Otra diferencia es que estos necesariamente deben ser cerrados, es decir con un tiempo determinado, por lo cual la sociedad que administra estos recursos está obligada a retribuir las ganancias al final del plazo previsto.

Por lo general este tipo de fondos son usados para comprar, desarrollar, administrar y vender propiedades del sector inmobiliario a largo plazo con una rentabilidad esperada y un nivel de riesgo moderado.

Por último, existe una cuarta categoría para invertir en esta materia: las participaciones fiduciarias.

“ Una participación o derecho fiduciario inmobiliario es un instrumento a través del cual una persona natural o jurídica adquiere un derecho o participación sobre un conjunto de bienes inmuebles agrupados en un fideicomiso, que son administrados por un administrador inmobiliario o un operador hotelero especializado a través de una entidad denominada fiduciaria; la persona al convertirse en beneficiario de una participación en el fideicomiso, comenzará a recibir una participación sobre las utilidades o rentas que generen los inmuebles y/o el hotel una vez estos entren en operación”, explicó el arquitecto.

Por lo general este tipo de inversiones se presenta en hoteles y locales comerciales, no obstante, recientemente las alternativas se han ampliado en cobijar también a centros comerciales, industriales, empresariales y médicos.

Este experto recomienda revisar todos los elementos que rodean el negocio puesto que no todos los derechos fiduciarios resultan ser iguales. Finalmente, precisa que las ganancias que genere el inmueble están relacionadas a la productividad del mismo, por lo que normalmente son estudiadas minuciosamente y de preferencia adelantadas por compañía que cuenten con experiencia en el asunto.

En materia de derechos fiduciarios, por lo general, las personas pueden participar desde $40 millones.

FUENTE: www.elespectador.com

Publicaciones relacionadas:

Venta de vivienda sobre planos impulsa el uso de la fiducia

Allí, se administra la plata de compradores y se desembolsa si la obra logra punto de...

Continuar leyendo

La mejor inversión… Finca Raíz.

Lo dice Sergio Marín Valencia, gerente general de Marval, que construirá en Bucaramanga,...

Continuar leyendo

Incrementó del valor catastral fue de un 11,8 por ciento

Área construida creció 4,8 millones de metros cuadrados FUENTE CATASTRO DISTRITAL En la...

Continuar leyendo

Unirse a la discusión