Elegancia y sobriedad a la hora de decorar el dormitorio.

Redacción Metrocuadrado

La habitación principal de una casa o apartamento generalmente es habitada por la pareja de casados o por una persona adulta. Por eso, es recomendable generar un ambiente de autoridad y seriedad, cosas que se logran con un mobiliario básico y colores neutros.

Siga estos consejos de decoración para la habitación principal sin necesidad de recurrir a muebles costosos o algunas otras excentricidades.

Generalmente la habitación principal es para la pareja, por lo tanto, es recomendable que la cama, como elemento principal de este espacio, esté en un lugar central, pero con la cabecera hacia la pared. Esto con el ánimo de que las dos personas que ocuparán la cama tengan fácil movilidad.

A cada lado de la cama ubicamos una mesa de noche, en donde irá la lámpara de cada quién para así lograr autonomía e independencia en actividades como la lectura.

Si el armario ocupa todo el extremo de la habitación es aconsejable que se instale una división para diferenciar el espacio que ocupará la ropa y los accesorios de cada uno.

En cuanto a los colores que se usarán en las paredes, es preferible que no sean más de tres y que estos combinen muy bien con el mobiliario de la habitación. Se puede optar por un estilo minimalista (blancos y grises), clásico (amarillos o dorados) o contemporáneo (tonos fuertes como azul, verde o rojo).

Un elemento ideal en la decoración de la habitación es la alfombra. Puede ubicar una que cubra la totalidad del cuarto o una que solo ocupe el espacio de la cama o ubicar tres: una a cada lado de la cama y otra sobre los pies.

Si el tamaño del espacio lo permite, podemos ubicar un escritorio, un sillón y un espejo grande para darle vida a la habitación y ocupar el área.

Siguiendo con los muebles, es recomendable que los colores combinen con los que llevan las paredes para que haya un equilibrio. Así pues, si la habitación tiene un estilo minimalista, lo mejor será que la silla, la cama y el resto de muebles sean de un tono neutro (negro o café es la mejor opción).

Para complementar la decoración en la habitación puede usar accesorios sencillos como cojines, cuadros, tapetes y cubrecamas.